When Wet Dreams Come true

Y ese beso nos detuvo en el tiempo...

Espejos rotos.

Hacer propio el sufrir ajeno, beber de golpe un atardecer porque en ellos lloran los  mal correspondidos, caminar pisando cada frágil hoja en el camino porque alivia saber que el sufrimiento no es nada más de uno.
Al caer la noche recostado entre tus brazos cuento cada espacio entre el silencio y aquellas palabras que me invento me contaste.
Bajo el estupor de cada letra se esconden esos besos; promesas vacías, que al fino roce del contacto de dos desconocidos, como galaxias debieron formarse. 

Marco A. Gudino View high resolution

Espejos rotos.

Hacer propio el sufrir ajeno, beber de golpe un atardecer porque en ellos lloran los mal correspondidos, caminar pisando cada frágil hoja en el camino porque alivia saber que el sufrimiento no es nada más de uno.
Al caer la noche recostado entre tus brazos cuento cada espacio entre el silencio y aquellas palabras que me invento me contaste.
Bajo el estupor de cada letra se esconden esos besos; promesas vacías, que al fino roce del contacto de dos desconocidos, como galaxias debieron formarse.

Marco A. Gudino

ESPEJOS ROTOS Hacer propio el sufrir ajeno, beber de golpe un atardecer por que en ellos lloran los amantes mal correspondidos, caminar pisando cada frágil hoja en el camino porque alivia los pesares saber que el sufrimiento no es nada más de uno.Al caer la noche recostado entre tus brazos cuento cada espacio entre el silencio y aquellas palabras que me invento me contaste.Bajo el estupor de cada letra se esconden esos besos; promesas vacías, que al fino roce, choque infinito de galaxias, de dos desconocidos al cruzar camino debieron formarse. Texto: Marco A. Gudino Serrat.Gráfico: Silvia Pelissero - This Should Be The Place

ESPEJOS ROTOS

Hacer propio el sufrir ajeno, beber de golpe un atardecer por que en ellos lloran los amantes mal correspondidos, caminar pisando cada frágil hoja en el camino porque alivia los pesares saber que el sufrimiento no es nada más de uno.

Al caer la noche recostado entre tus brazos cuento cada espacio entre el silencio y aquellas palabras que me invento me contaste.

Bajo el estupor de cada letra se esconden esos besos; promesas vacías, que al fino roce, choque infinito de galaxias, de dos desconocidos al cruzar camino debieron formarse. 

Texto: Marco A. Gudino Serrat.
Gráfico: Silvia Pelissero - This Should Be The Place

Ese deseo ardoroso de hablar con el silencio, de mutilarse poco a poco con palabras corrosivas, caminar herido para saciar el hambre de no ser. Aire y espejo. 

Marco A. Gudino Serrat. View high resolution

Ese deseo ardoroso de hablar con el silencio, de mutilarse poco a poco con palabras corrosivas, caminar herido para saciar el hambre de no ser. Aire y espejo.

Marco A. Gudino Serrat.

Algunas veces esos túneles secretos que conectan dos puntos distantes están justo donde olvidamos buscarlos.
— Marco A. Gudino
Algunas veces esos túneles secretos que conectan dos puntos distantes están justo donde olvidamos buscarlos.Marco A. Gudino

Algunas veces esos túneles secretos que conectan dos puntos distantes están justo donde olvidamos buscarlos.

Marco A. Gudino

Con el ultimo aliento de su cuerpo cerro los ojos y su mente voló tan lejos que ya no le pertenecía. Marco Antonio Gudino Serrat.

Con el ultimo aliento de su cuerpo cerro los ojos y su mente voló tan lejos que ya no le pertenecía. 

Marco Antonio Gudino Serrat.

Espacios externos, cristales resplandecientes, simétricos, juegos de luces y ruido que ciegan al mas valiente caballero andante. Como el canto de las sirenas, la etérea estética visual es solo un señuelo que te invita a entrar. El interior, la oscuridad, la nada; lo es todo, lo demás son excusas para invitarte a entrar a tomar un café, recostarte en la cama, perderte en la profundidad de quien hizo la llamada. 
Marco A. Gudiño Serrat.

Espacios externos, cristales resplandecientes, simétricos, juegos de luces y ruido que ciegan al mas valiente caballero andante. Como el canto de las sirenas, la etérea estética visual es solo un señuelo que te invita a entrar. El interior, la oscuridad, la nada; lo es todo, lo demás son excusas para invitarte a entrar a tomar un café, recostarte en la cama, perderte en la profundidad de quien hizo la llamada.

Marco A. Gudiño Serrat.

El poeta al mismo tiempo lúcido y exasperado , desea arrancar su máscara a la existencia, para contemplarla en su desnudez, en este drama sin personajes , pues todos son nada más reflejos, disfraces de un suicida que dialoga consigo mismo en un lenguaje de espejos y ecos. View high resolution

El poeta al mismo tiempo lúcido y exasperado , desea arrancar su máscara a la existencia, para contemplarla en su desnudez, en este drama sin personajes , pues todos son nada más reflejos, disfraces de un suicida que dialoga consigo mismo en un lenguaje de espejos y ecos.

La vida no es si no una metáfora, una invención con que la muerte, -¡también ella!- quiere engañarse. Y no solamente la conciencia se contempla a sí misma en sus aguas transparentes y vacías, espejo y ojo al mismo tiempo, se inclina sobre sí misma: se enamora de sí, cae en sí, incansable muerte sin fin.

La vida no es si no una metáfora, una invención con que la muerte, -¡también ella!- quiere engañarse. Y no solamente la conciencia se contempla a sí misma en sus aguas transparentes y vacías, espejo y ojo al mismo tiempo, se inclina sobre sí misma: se enamora de sí, cae en sí, incansable muerte sin fin.

Cuentos incompletos. (Preludio) Jugaba con los demonios que penetraban la mente de su amante. Era tan fria que hacía arder a cualquiera hasta las cenizas.Texto: Marco A. Gudino Serrat.Fotografía: Berna Badillo View high resolution

Cuentos incompletos. (Preludio) 

Jugaba con los demonios que penetraban la mente de su amante. Era tan fria que hacía arder a cualquiera hasta las cenizas.

Texto: Marco A. Gudino Serrat.
Fotografía: Berna Badillo

Ultralite Powered by Tumblr | Designed by:Doinwork